Tarta de Zanahoria Tradicional

  • Tarta de Zanahoria
    Tradicional

  • Tarta de Zanahoria
    con Coco

  • Tarta de Zanahoria
    con Nueces

  • Tarta de Zanahoria
    con Queso

  • Tarta de Zanahoria
    con Chocolate


  • "Tarta de Zanahoria"

    Receta de Tarta de Zanahoria


    Comenzamos a mostrarte la receta para hacer una tradicional tarta de zanahoria, una tarta verdaderamente sabrosa y que si no has probado te sorprenderá. Te detallamos su preparación a continuación.

    Ingredientes para la base:

    - 200 gramos de harina de repostería
    - 450 gramos de azúcar
    - 200 ml de aceite de oliva
    - 225 gramos de zanahoria rallada
    - 1 sobre de levadura
    - 1 cucharadita de sal
    - 1 cucharadita de canela en polvo
    - 1 cucharada de bicarbonato
    - 4 huevos tamaño L

    Ingredientes para la crema:

    - 400 gramos de queso crema
    - 175 gramos de azúcar
    - 100 ml de zumo de naranja o manzana
    - Nueces troceadas


    Preparación:

    Empezaremos preparando el molde que vayamos a emplear para hacer nuestra tarta de zanahoria. Nosotros empleamos un molde redondo desmoldable de unos 24 centímetros, para que nos salga una tarta grande. El molde hay que engrasarlo con mantequilla o margarina por las paredes y la base, y luego espolvorear harina, para evitar que la tarta se pegue. Cuando acabemos con el molde, encendemos el horno a 180ºC para que vaya precalentando, con el calor activado tanto arriba como abajo.

    Y con estos preparativos previos ya realizados, nos ponemos con la preparación de la tarta de zanahoria. Limpia y pela las zanahorias, y ralla la cantidad indicada en los ingredientes, y resérvalas para después. Por otro lado tamiza la harina y la levadura, para quitarles los grumos e impurezas que pudieran tener.

    En un recipiente amplio vamos a mezclar la harina y levadura ya tamizados, la sal, el azúcar, la canela en polvo y el bicarbonato, y removemos para que se mezclen bien todos ellos. Por otro lado, en otro recipiente, bate los huevos. En un recipiente amplio donde puedas batir, vierte el huevo y el aceite y bátelos un poco, y luego ve agregando poco a poco el recipiente con los ingredientes secos, usando unas varillas en la batidora para ir integrándolos bien. Hazlo poco a poco hasta terminar. Y en último lugar añade el zumo de naranja o manzana y las zanahorias ralladas, y vuelve a mezclar bien.

    Esa masa resultante, que debe ser homogénea y sin grumos, la vertemos en el molde que teníamos preparado de antes, y lo metemos inmediatamente a hornear a la misma temperatura durante unos 45-50 minutos. Antes de sacarlo del horno, comprobar que está bien hecho por dentro, pinchando con un cuchillo por ejemplo, que debe salir limpio, si no es así debéis dejar hornear unos minutos más. Cuando esté listo, lo sacáis del horno y dejáis enfriar a temperatura ambiente.

    Mientras se va horneando la base de nuestra tarta de zanahoria, vamos a ir preparando la crema con la que adornaremos la parte superior. En un vaso de batidora vamos a colocar el queso cremoso y los 175 gramos de azúcar que habíamos reservado para esta parte. Batimos con las varillas hasta que se forme una crema blanquecina bastante densa. Si quieres puedes añadir ralladura de naranja para darle un toque más de sabor. Cuando acabes, mete la crema en la nevera hasta que la vayas a usar, así se compactará un poco más.

    Una vez que la base esté bien fría y podamos trabajar con ella, vamos a proceder a adornarla con la crema. Hay dos opciones que puedes emplear. La primera es cortar la base por la mitad y untar con la crema la parte central y luego colocar la otra mitad encima y volver a decorar ésta por arriba, o bien, sin cortar la base, adornar directamente la superficie con la crema. Si la tarta la haces muy alta, es interesante usar la primera opción, pero si te sale más bien fina, la segunda será mejor elección. Para acabar decora por encima, en ambos casos, con nueces troceadas.

    Y ya tienes tu tarta de zanahoria tradicional lista para servir. Conserva en la nevera para tenerla siempre a buena temperatura y que se conserve mejor.